Seleccionar página

Hasta hace bien poco, invertir en publicidad estaba sólo al alcance de una élite de empresas. Los mass media eran las únicas plataformas con las que se podía contar para llegar al público objetivo.

Así la comunicación era cara, indiscriminada, difícilmente medible y por supuesto, poco maleable una vez lanzada.

Es como si en un partido de fútbol, se jugara con balones de 2 kilos, los ojos vendados y sólo con una idea aproximada de dónde se sitúa la portería. Se trataría de chutar en la dirección de la portería a ver si hay suerte y algún balón se cuela (esto último, la verdad,  también se ve en el fútbol real)… además, los jugadores sólo conocerían el tanteo una vez finalizado el partido. Complicado, no??

Gracias a internet, la publicidad se ha “democratizadoy “civilizado: el nivel de presupuesto necesario para llegar a nuestro público objetivo ya es más asumible por las PYMES y además, la comunicación con el cliente potencial ya no se aborda “sin pedir permiso”; ahora es posible afinar  el target de forma que sólo accedamos a aquellos que puedan estar interesados en nuestros productos o servicios.

Con la publicidad online, también podemos medir los resultados obtenidos en tiempo real y por tanto, corregir las campañas para ajustarlas más a nuestros objetivos.

Así, no es de extrañar que según un informe de Price Waterhouse Coopers, en 2021,   internet se situará a la cabeza de los soportes publicitarios, por delante incluso de la televisión: mientras que internet seguirá creciendo a un ritmo de un 6,3% anual, la televisión sólo lo hará en un 0,6%. En este mismo informe se señala que los periódicos seguirán bajando (un 2,7% en estos 4 años), al igual que las revistas, que cederán un 0,6%.

Es momento de que sus productos y servicios lleguen a internet, de acceder de forma rentable a sus clientes potenciales y hacer crecer su negocio.

besteKom se ha creado para ayudarle a desarrollar su presencia online de forma eficiente y rentable. Contacte con nosotros y comprobará lo fácil que es conseguirlo.