Seleccionar página

El pasado Martes (y 13) tuve ocasión de acudir a la masterclass de impartió Alex Rayón (Vicedecano de Relaciones Externas y Formación Continua en Deusto Ingeniería y Director Deusto BigData) con un título muy sugerente: ¿Sobrevivirán los equipos comerciales a la transformación digital?

Tranquilícense, sí sobrevivirán… por lo menos algunos!: aquellos encuadrados en empresas que realicen una correcta transformación digital.

Y es que no se trata de digitalizar la empresa sino de entrar de lleno en su transformación digital y en la de todos sus procesos. Es cierto que lo online ya debe ser parte de la cultura de toda empresa pero el plano digital complementa y no debe acabar con el lado offline del negocio, sino en todo caso redefinirlo, acondicionarlo a la nueva realidad comercial.

Es cierto que hoy se estima que un 70% de las compras se inician con una consulta en internet. Pero por otra parte sólo el 13% de las compras se inician  terminan online. Y es que hoy un 55% de los consumidores siguen pidiendo atención personal a la hora de realizar sus compras. Nos encontramos ante una realidad muy compleja y cambiante que hay que conocer y a la que nos debemos adaptar; son las nuevas leyes del mercado… y como todas las leyes, o se cumple o te sitúas en la marginalidad, con todas sus consecuencias.

Llegados a este punto, queda claro que es imprescindible que toda empresa disponga de una Hoja de Ruta Digital. Lógicamente, si vamos a emprender una transformación, debemos definir claramente hacia dónde nos dirigimos y cómo lo vamos a hacer. Y este camino deberá ir jalonado de puntos de control y evaluación. La medición es otra norma de comportamiento fundamental (y una valiosa herramienta) en esta nueva filosofía de presencia comercial. Todas nuestras acciones deben ser evaluadas y no sólo para una mera validación sino para conseguir su optimización en la búsqueda del cumplimiento de los objetivos establecidos.

Y con todo ello, viene LA pregunta, esa a la que nunca nos debemos sustraer: ¿Quién soy yo?… ¿Cuál es la Identidad Digital de mi Empresa? ¿Cómo quiero que me vean mis clientes y mi público en general?

No olvidemos tampoco que una cosa es cómo queremos que nos vean y otra cómo nos ven. Es fundamental conocer a fondo a nuestros clientes y lo que piensan de nosotros para establecer una estrategia coherente. Además, nuestros clientes pueden ser nuestros mejores embajadores: no olvidemos que actualmente un 50% de las decisiones de compra se basan en las recomendaciones recibidas.

Gracias a Deusto  Business School y Alex Rayón por esta magnífica masterclass.