Seleccionar página

Atraer al público al punto de venta, consulta, despacho, es vital. Pero una vez que nuestros clientes nos visitan, debemos trabajar en hacer que su experiencia de compra sea lo más satisfactoria posible.

 

Claves de una experiencia de compra positiva:

La experiencia de compra es mucho más que vender un producto o servicio: es la piedra angular para la fidelización de nuestro cliente, posibilitando así que regrese regularmente.

A continuación os detallo 5 claves para conseguir una experiencia de compra positiva:

  1. Definición de nuestro público objetivo: 

Lo primero que tenemos que definir claramente es a quién nos dirigimos. Quién es nuestro público objetivo. En base a esta premisa centraremos nuestra política comercial. Por ello es de la máxima importancia conocer bien a nuestros clientes y saber qué valoran, es imprescindible para convencerlos de que nos visiten y hacer posteriormente que esta visita sea exitosa.

 

2. El cliente es el rey:

Por ello le dedicaremos la mejor atención desde que cruza el umbral de nuestro establecimiento. Atención personal en el caso que lo requiera, sin agobiar pero solucionando sus dudas si nos las plantea. Para ello será importante no estar encima suyo, pero sí facilitar su contacto con nosotros, sin que tenga que perder el tiempo en buscarnos. El contacto personal cuando es requerido, es una de las mejores herramientas de fidelización.

3. Accesibilidad de la oferta de productos y servicios deseados:

Deberemos cuidar al máximo la composición de nuestra oferta, para que satisfaga las expectativas de nuestro público objetivo. Pero también facilitar el que nuestros clientes encuentren fácilmente lo que buscan. Esta es una de las razones de la caída de ventas actual de las grandes superficies; el precio y la amplitud de gama, no compensa la pérdida de tiempo para muchos compradores, que prefieren la “conveniencia” de establecimientos más reducidos y cercanos.

4. El “lay-out” y aspecto del lugar de venta:

Nuestro cliente tiene que encontrarse cómodo en el entorno que le rodea. El diseño, la distribución, los colores, la “navegabilidad” de nuestro sitio y su adaptación a los gustos del cliente y nuestro posiciona

miento, son aspectos muy a tener en cuenta.

5. Proceso de pago eficiente:

¿Qué pasa cuando después de haber cuidado todo lo demás nuestros clientes encuentran dificultades para pagar y salir? Desgraciadamente, todos nuestros esfuerzos y planificación anteriores habrán sido en

balde. Cuidemos también la salida, la despedida, para conseguir nuestro objetivo de redondear la experiencia de compra.

 

Trucos para conseguir una buena experiencia de compra:

Hay ciertas herramientas que nos ayudarán a conseguir una experiencia de compra óptima. Un proceso que al fin de cuentas es más emotivo que racional.

1.Realiza encuestas:

Son muy interesantes para conocer de primera mano la opinión de tus clientes. No es conveniente exagerar su uso, pero si se lanzan planificadamente, no molestarán e incluso serán agradecidas por muchos de los usuarios.

2. Innova, sorprende:

La monotonía es uno de nuestros grandes enemigos siempre. Mantener lo que funciona es una máxima que siempre debemos respetar, pero ello no es óbice para introducir pequeñas modificaciones y mejoras que enriquezcan nuestra propuesta y nos permitan innovar y sorprender a nuestro cliente. La inacción, puede llevar a la deserción paulatina de nuestros clientes.

3. Ponte en la piel del cliente:

Las cosas normalmente se ven diferentes dependiendo del lado del que se miren. Esto también ocurre en los negocios. No está de más ponernos de vez en cuando en el otro lado de la barrera y vivir por nosotros mismos la experiencia de compra en nuestro negocio.

Digital Signage o cómo potenciar la experiencia de compra:

Por todo lo expuesto anteriormente, podemos concluir que la Cartelería Digital, o Digital Signage, es definitivamente una palanca muy potente para optimizar la experiencia de compra:

  • Ofrece información al cliente de la forma que más le gusta: visual y dinámica.
  • Es un sistema innovador y asociado a las nuevas tecnologías.
  • Reduce la percepción de espera del cliente en los mostradores.
  • Mejora el recuerdo por parte del cliente sobre los productos y ofertas comunicados, incrementando la tasa de retorno.
  • Es muy flexible, dado que los contenidos se pueden modificar desde un ordenador o incluso el smart phone.

Teniendo en cuenta su probada eficacia, no es de extrañar que cada vez haya más establecimientos que cuentan con sistemas de Digital Signage en sus instalaciones.

 

Bestekom colabora con i3U, especialistas en el sector de la Cartelería Digital con más de 5 años de experiencia, que os asesorarán y propondrán sin compromiso, la mejor solución para vuestro negocio.