Seleccionar página

La página web es nuestra carta de presentación; el yo virtual de la empresa. Una adecuada gestión SEO, nos garantizará el nivel de tráfico requerido para el cumplimiento de nuestros objetivos.

Al ser nuestro yo virtual, el sitio web deberá mostrar de una forma clara y atractiva quiénes somos y qué servicios o productos ofrecemos.

Pero además, en esta dimensión online, no vale con un mensaje claro y un diseño atractivo, para sacar el máximo a nuestra página web, debe cumplir una serie de normas que facilitarán su visibilidad, el tráfico de usuarios, en definitiva el éxito de nuestra presencia digital. De todo esto se encarga el SEO.

Pero comencemos con el usuario, nuestro público objetivo.

USER FIRST

User Fist, parafraseando a un célebre Presidente del otro lado del Atlántico. Y es que todo lo debemos hacer pensando en nuestros clientes, los que realmente tienen la clave de si nuestro proyecto va a triunfar o no.

Y es que la mejor forma de hacer que nuestra página web no rinda como debe, es diseñarla para nosotros mismos o incluso peor, para un usuario indefinido.

Una vez tenemos esta premisa clara, hagamos que nuestros clientes obtengan lo que han venido a buscar a nuestro web, de la forma más rápida y sencilla para ellos. Démosles una experiencia de visita memorable, que les haga volver.

En concreto, deberemos vigilar que nuestra página se caracterice por :

  • La rapidez en la carga de la página.
  • Su sencillez y la facilidad de  manejo.
  • Un diseño que aporte cercanía y confianza a nuestro público objetivo.
  • Navegación intuitiva y rápida para encontrar fácilmente lo que se busca.
  • La minimización de los clicks necesarios para llegar al contenido requerido.

Para ello, deberemos cumplir las siguientes leyes de diseño:

  1. Cumplir las expectativas creadas. Facilitar al usuario el acceso a la información que venía a buscar y no hacerle aterrizar en otra página de nuestro sitio web.
  2. Evitar la dispersión. Centrarnos en los contenidos necesarios para nuestro público y organizarlos adecuadamente.
  3. Definir una navegación clara, rápida e intuitiva.
  4. Eliminar las distracciones. Una vez definidas las rutas de navegación de nuestros clientes, debemos hacer lo posible para evitar los obstáculos que les desvíen de la ruta óptima.
  5. Óptima visibilidad de la llamada a la acción para animar a nuestros clientes a contactar, comprar, inscribirse etc y que ello les suponga el menor esfuerzo posible.
  6. Por último, verifiquemos que todo funciona como está previsto y evitemos la frustración del cliente que cae en un proceso erróneo dentro de nuestro sitio web.

 

Vale, y ¿con esto es suficiente? Pues siento decirte que no. Y es que Google, como buscador jefe, guía y amo de la red, también tiene algo que decir. Eso sí, con el objetivo de primar las páginas más interesantes para el usuario y discriminar los sitios fraudulentos o que simplemente no interesan a nadie… en este entorno, no todo el mundo tiene cabida y si no cumples las normas y careces de atractivo, serás desterrado a la nada.

CONSEJOS PARA CUMPLIR CON GOOGLE:

  1. Contenido: nuestros contenidos deben ser originales y  mantener una coherencia entre las diferentes publicaciones.
  2. Dinamicemos la página, modifiquemos sus contenidos o incluso su estructura si es necesario. Mantengámosla viva para que los buscadores le den mayor prioridad.
  3. Utilizar las palabras clave adecuadas y en la medida correcta. Para ello tenemos el planificador de palabras clave.
  4. Utilicemos imágenes originales, no demasiado pesadas y con la etiqueta ALT.
  5. Compartamos los contenidos de nuestra página en redes sociales. Llegaremos más rápido a nuestro público objetivo, nos atraerá tráfico y generaremos backlinks.
  6. Y muy muy importante: asegurémonos que nuestro web es responsive; que se puede ver perfectamente en dispositivos móviles y tablets. Hoy es día el tráfico de una página web puede realizarse perfectamente en un 70% a través de móviles y sólo un 30% en ordenadores o tablets.